jueves, 1 de marzo de 2012

CASO CUARTEL POLICIAL SAN LUIS


Por: DanielPaez
FUENTE EL NACIONAL


Tres miembros de la dotación de la Policía en San Luis, arrestados ayer por oficiales de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), son investigados porque alegadamente planificaban el secuestro de una persona, informó hoy una fuente policial.
 La fuente ligada a la investigación  dijo que los agentes se proponían pedir un rescate millonario por  Angel Félix Castillo, la persona a la que  secuestrarían.
En el caso, según la fuente, está involucrada una  mujer identificada como Angela Rosario de León, residente en Los Prados de San Luis.
La planificación del secuestro era dirigida por el segundo teniente Martín Alcántara Hernández, precisó la fuente.
Los otros agentes arrestados son el cabo Elvin de la Paz Fañas y el raso Julio Aníbal Azoria Valdez, presos en celdas para alistados del Departamento de Operaciones Especiales de la Policía en Manoguayabo. También allí está  el teniente Alcántara Hernández.
Los tres fueron arrestados    por un equipo de la DNCD dirigido por el coronel Rafael Ubiera Peralta y el mayor Omar Rodríguez Luciano, quienes daban seguimiento a las acciones del grupo.
Los otros miembros de la dotación de San Luis fueron trasladados, dijo la fuente.
Rosario de León fue detenida  cuando se dirigía hacia el destacamento de ese municipio, a bordo de una furgoneta con placa puertorriqueña número 895-351, dijo el informante. También están detenidos  para fines de investigación Pedro Hilario Reyes y Manuel Antonio González Ventura, quienes junto a los tres agentes y  Rosario de León estarían involucrados en la trama, añadió el informante.
 Hilario Reyes se desplazaba en una yipeta Mitsubishi, gris, placa G055548, la que está en poder de las autoridades, explicó.
Dijo que al determinarse  que los agentes y los  civiles se proponían secuestrar a Castillo, los oficiales de la DNCD a cargo del seguimiento notificaron el asunto a la Dirección de Investigaciones Criminales para proceder a poner bajo arresto a los miembros del destacamento y trasladarlos al Palacio de la Policía.
Afirmó que al grupo de civiles se le daba seguimiento electrónico desde hacía varios días.
El investigador policial que ofreció los datos dijo que el martes en la tarde se reunieron  el jefe de la DNCD, mayor general Rolando Rosado Mateo, y el mayor general José Armando Polanco Gómez, jefge de la Policía, en razón de que el asunto fue detectado por oficiales de la agencia antinarcóticos.
 El vocero de la DNCD, Roberto Lebrón, se abstuvo esta mañana hacer comentarios sobre el caso y remitió a los reporteros a la oficina del portavoz de la Policía Máximo Báez Aybar, alegando que “ese es un asunto que lo está manejando de manera directa la Jefatura de la institución del orden.
Un apunte
Matrícula boricua
Tenía matrícula de Puerto Rico, el vehículo en el que se transportaba  Angela Rosario de León, la mujer que es investigada por alegadamente estar involucrada en la planificación del secuestro.
El informante dijo que se trata de una furgoneta placa 895-351.

La Jefatura de la Policía Nacional dispuso este martes el arresto de parte de la dotación policial del poblado de San Luis, en el municipio  Santo Domingo Este y el traslado de otros, para ser investigados en torno a hechos relacionados con el crimen organizado.
De acuerdo con la información ofrecida esta tarde por la institución del orden, la medida fue adoptada por el jefe policial, mayor general José Armando Polanco Gómez, luego de reunirse con el también mayor general Rolando Rosado Mateo, presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).
Sin embargo, la institución no ofrece los nombres de los arrestados ni de los trasladados. Tampoco especifica los rangos que tienen.
Un informe preliminar de la institución del orden, según indica en la nota de prensa,  señala que los arrestados fueron trasladados por el general Suardi Correa, director de la Regional Oriental, a la Dirección Central de Inteligencia de la Policía (DINTEL), para ampliar las investigaciones.
En torno al caso, el mayor general Polanco Gómez dejó claro, dice el informe, que todo el que se equivoque pagará por sus errores, ya que en las filas de la institución no hay espacios para malos policía